No pienses que estoy loco por vivir a mi manera